English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Alimento: sostén de pasiones por la Lic, Ingrid Querin (primera parte)

Psicología
Los trastornos en la alimentación están presentes en todo tipo de población. Con velocidad aumenta el número de casos de personas con obesidad en el mundo y es considerada como enfermedad, de modo tal que se anuncia como la principal amenaza sanitaria y no se oculta la preocupación. La Organización Mundial de la Salud menciono a la obesidad como “la epidemia del siglo XXI” y el quinto factor de muerte. Según Naciones Unidas, en la actualidad existen millones de personas con exceso de peso en todo el planeta, mientras que otra proporción de población, se encuentra amenazada por la escasez de alimentos y fallece por desnutrición. // Autor: Licenciada Ingrid Querin - Psicóloga -  Consultorios Tapia de Cruz - Escobar - Cel: 011-153-274-5735

Con el aumento significativo de la manifestación de diversos trastornos relacionados a la alimentación, se han incrementado las propuestas para bajar de peso. Las publicidades de variadas dietas, la creciente bibliografía que se ofrece para comprender la problemática, junto con los programas para adelgazar, no logran resolverlo

La industria alimenticia desarrolla métodos químicos involucrados en los procesos de producción, a la vez aprovecha el auge de consumo de productos light. Pero el mayor problema de los alimentos industrializados, deviene en que son fuente principal de sodio y grasas trans.
La comida desempeña un papel fundamental en todas las culturas y está llena de significados. Definir a una comida como saludable, así como la selección de los alimentos que consumimos es un proceso arduo, variables subjetivas interfieren en la decisión. Alimento apropiado, variado y cantidad suficiente, sería una estrategia razonablemente aplicable para mantener cierta salud. Aun así, muchas personas no pueden controlar sus impulsos y tienen un consumo abusivo de los alimentos mientras que otras se niegan a comer bajo la premisa: “me estoy cuidado” Cabe interrogar: ¿se cuida la persona que se niega a comer?


En la actualidad la percepción de belleza, se inclina por la pretensión de un estado físico delgado y saludable. No es de extrañar que algunas personas se esfuercen en el propósito de pertenecer a estos parámetros, aun sometiéndose regímenes alimentarios insatisfactorios. La figura esbelta es codiciada como única meta transcendental. Sin embargo en la especulación de bajar de peso se puede sentir la tentación en tomar medidas extremas, como reiterados ayunos. Algunas personas pueden estar transitando esta situación e ignorar las consecuencias que remiten estos modos.

Los expertos en salud convergen en que todas las alteraciones en los hábitos de comer son consideradas como trastornos alimenticios y pueden desarrollar graves enfermedades incluso en algunos casos, la muerte. Los trastornos alimenticios se caracterizan por alteraciones graves de la conducta alimentaria, dentro de estos están los denominados anorexia, bulimia y otro trastorno no específico. La anorexia nerviosa se caracteriza por el rechazo a mantener el peso corporal en valores mínimos normales. También es observable la postura de rechazo al alimento y pueden añadirse otros elementos clínicos, como la distorsión de la imagen corporal y el acentuado miedo a engordar. El hecho es que, quien padece este síntoma como poco o come nada. La bulimia describe episodios recurrentes de voracidad, seguido de la provocación del vomito o el uso de laxantes.

Pese a que son bien conocidos los beneficios de sostener una alimentación saludable, a numerosos malestares se los vinculan con la alimentación: ingestas compulsivas o insuficientes, problemas gastrointestinales, dermatológicos, hasta migrañas. Pues es probable que el problema no esté en la dieta ni en los alimentos que consumimos y estas cuestiones comprometen nuestra atención, ¿por qué la alimentación está en el centro de tantas dificultades que nos aquejan cotidianamente?
Si bien estas afecciones existen desde hace mucho tiempo, los agentes de salud siguen buscado su causación. La pregunta por la causa no tiene una única respuesta y los modos de abordaje de esta problemática, tiene sus variantes. Los trastornos alimentarios se curan y en la próxima edición comentaremos cuáles son los tratamientos que la clínica ofrece para quienes padecen alguna de estas afecciones, pero sepámoslo desde ahora, solo hay un tratamiento eficaz.





Lic. Ingrid Querin - Matricula: 54738
 inquerin@yahoo.com.ar

Escobar LA REVISTA Digital
Publicar un comentario

Entradas populares